fbpx

Congreso aprobó que descanso pre y posnatal entre al cálculo del reparto de utilidades

El Pleno del Congreso aprobó un proyecto de ley que ordena que el descanso pre y posnatal sean considerados para calcular el reparto de utilidades dentro de una empresa.

En favor de gestantes

La autógrafa de autoría de la legisladora de Fuerza Popular, Liliana Takayama, modifica el Decreto Legislativo N° 892 que regula la obligación del pago de las utilidades. De tal manera que los días de licencia de las trabajadoras embarazadas se consideren como laborados.

Las trabajadoras gestantes tienen derecho a 98 días de descanso prenatal y posnatal, lo cuales podrán acumularse a decisión de la madre, y podrán disponer si goza la licencia de forma diferida, parcial o totalmente y acumulado después del parto. En el caso de los futuros padres, ellos gozan de cuatro días de licencia por paternidad.

La congresista Takayama confía que el Ejecutivo apoye esta ley. “Estamos esperando que el Ejecutivo no observe (la ley aprobada), pero si lo hiciera, quizá nosotros lo aprobemos por insistencia”. Si el Gobierno no observa esta nueva normativa laboral entraría en vigor.

Por su parte, el  laboralista, Jorge Toyama, saludó la iniciativa en favor de las trabajadoras embarazadas y tildó a la nueva norma como una “más social que laboral“.

El abogado indicó que esta norma en absoluto perjudica a las empresas, y que sólo a los trabajadores en general “que no son mamás”, pero aclaró que el perjuicio es mínimo, muy bajo.

“Todas las mamás tienen derecho a 98 días de licencia pre y posnatal por hijo, que hoy día no eran parte de las utilidades, entonces estas mamás por ejercer su maternidad perdían un cuarto de utilidades al año, por decir un número, y me parece que sí les debería corresponder, esta es una norma más social que laboral.

Dijo que al Estado como país y a la sociedad en general debe interesarnos tutelar y no perjudicar el ejercicio de la maternidad.  

UTILIDADES

Utilidades

Toyama explicó que las empresas que reparten utilidades son aquellos con fines de lucro, y que el Estado, las ONG y las micro empresas no distribuyen utilidades

En segundo lugar comentó que para el reparto tiene que haberse generado utilidades, es decir que no estén en rojo, asimismo las compañías tienen que tener más de 20 trabajadores en promedio anualmente.

“Cada año en el mes de marzo si la empresa está en azul debe distribuir utilidades, en función a dos criterios: los días trabajados y a las remuneraciones pagadas a los trabajadores“, sostuvo.

Agregó que estas utilidades se distribuyen en función a un porcentaje, entre el 5 y 10 por ciento de la renta de una empresa, las empresas en promedio distribuyen entre 1 a 2 sueldos.

Fuente: RPP (23/05/2018)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *