fbpx

Alrededor de cuatro millones de personas en Perú cuentan con al menos una tarjeta de crédito. El poseer esta herramienta de pago tiene múltiples beneficios, entre ellas, participar de programas de puntos, realizar compras de manera segura sin necesidad de cargar efectivo, y la posibilidad de financiar ese artículo deseado.

Experian recomienda a los usuarios utilizar la tarjeta de crédito en forma responsable y no olvidar que la línea no es una extensión del sueldo recibido, una vez utilizada debe pagarse. Lo más recomendable es pagar sus deudas de préstamos o de tarjetas de crédito que no superen el 35% del sueldo neto.

Para ello, brindamos algunas recomendaciones que nos ayudarán a sacar el máximo provecho a todos los beneficios de esta herramienta.

1. Paga a tiempo: Pagar puntual evitará el cobro de penalidades, es importante estar atento a las fechas de pago.

2. No tener demasiadas tarjetas de crédito: Para llevar un mejor control de los gastos y no llegar a sobreendeudarse, es recomendable tener una o máximo 2 tarjetas de crédito. Aún si tienes tarjetas de crédito, pero no la utilizas esto influye en la evaluación crediticia que realizarán las entidades financieras.

3. Paga al contado: Para no generar intereses por el uso de la tarjeta de crédito, se puede pagar la totalidad de la deuda en el mes siguiente de su utilización o al cierre de tu ciclo de facturación. De lo contrario, pagar más del monto mínimo indicado en el estado de cuenta.

4. Compra con inteligencia: Evitar hacer compras por impulso. No utilice su tarjeta para gastos corrientes, por ejemplo, el pago de pensiones del colegio, los alimentos, entradas del cine, entre otros, puesto que son de frecuencia mensual y tenderá a acumularse, a menos que a fin de mes lo utilizado sea pagado en su totalidad. Es importante no utilizar la disposición de efectivo, a menos que sea un caso de suma urgencia.

5. No uses una tarjeta de crédito para pagar la deuda de otra: Utilizar la disposición de efectivo para pagar la deuda de otra tarjeta de crédito, es señal que se ha llegado a un límite que compromete el sueldo percibido. Tal vez es hora de pensar en una reprogramación o consolidar todas tus deudas en una sola.

6. Elige bien tu línea de crédito: Debes elegir un monto que estés seguro de poder asumir y administrar. A veces los bancos asignan montos muy altos de línea de crédito u ofrecen aumentar la línea de crédito actual a una aún más alta, pero no se trata de una decisión que se deba tomar a la ligera. Es importante conocer tus límites.

Fuente: https://www.misentinel.com.pe/