fbpx

Los beneficios tributarios que tienen las agroexportadoras y empresas agroindustriales, llegarían a su fin de forma gradual. Nos parecería un golpe fuerte quitarle repentinamente ese beneficio (tributario) pero sí fijarle un fin, para empezar a elevarlos hasta que llegue al 29,5%. Asimismo, es innegable el éxito que ha generado la actividad agroexportadora en los últimos 20 años, como pasar de envíos por US$400 millones en el 2000 a más de US$7.000 millones en 2019, nos hubiera gustado que el gobierno anterior fije una reducción gradual (de los beneficios tributarios). Otro tema que tiene que ver con este aspecto es ponerle fin al bajo aporte a EsSalud; señaló Waldo Mendoza, titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).