Con el fin de combatir la elusión y evasión tributaria, las entidades financieras están obligadas en brindar información de manera detallada a la Sunat sobre las cuentas de depósito de sus clientes que tengan montos iguales o mayores a S/ 10,000.

Al respecto, Renzo Grández, tributarista de Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados, sostuvo que con esta norma nadie “podrá escapar de la recaudación tributaria este año”.

Puso como ejemplo que si una persona tiene ingresos por alquileres y nunca declaró, la Sunat, al recibir información del banco, se preguntará, ¿por qué esta persona recibe mes a mes S/ 3,000? Entonces, el ente recaudador exigirá una justificación.

“Si digo que me donaron esa plata o me gané en un sorteo, eso sería un incremento de patrimonio no justificado y se grava con una tasa del 30%. Lo que me conviene es decir la verdad, que genero rentas de primera categoría y tendré que regularizar pagando el 5%”, mencionó.PUBLICIDAD

El abogado tributarista comentó que esa norma exige, de alguna manera, que las actividades económicas cumplan con la formalidad.

“Si alguien me presta US$ 5,000 voy a tener que ir a la notaria a legalizar, porque si la Sunat me pregunta y no tengo contrato, entonces eso es potencialmente un incremento de patrimonio no justificado”, manifestó Grández.

Sin embargo, señaló que al levantarse el secreto bancario se corre el riesgo de que la información privada pueda trascender a terceros. “No hay certeza que sus plataformas sean 100% seguras. Entiendo que la Sunat tiene una certificación importante que le permitiría manejar esta información, pero hablamos de una gran cantidad mes a mes”, acotó.

Por su parte, Arturo Tuesta, socio de Tributación y Legal de PwC Perú, señaló que la Sunat debería tener los programas y software que le permitan establecer criterios y variantes estadísticos que sean productivos para el fisco porque van a combatir la elusión.

“Si la Sunat hará lo mismo de siempre en llamar a una persona y le dice que documente cada movimiento que hay en su cuenta, entonces es un engaño”, aseveró.

Añadió que algunas personas que estaban bancarizándose se saldrán del sistema financiero por temor a ser fiscalizados.

“Como estamos en un país informal, algunas personas empezarán a salirse de los bancos para mover efectivo con todos los riesgos que eso implica”, puntualizó.

INFORMACIÓN ENTRE PAÍSES

Con respecto al convenio que Perú firmó con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que le permite intercambiar información automática con 110 países sobre los saldos de cuentas bancarias, Tuesta indicó que, con esta medida, la Sunat podrá fiscalizar rigurosamente a los contribuyentes.

“Los resultados dependerán de la capacidad de la Sunat para usar la información de manera eficaz”, puntualizó.

Señaló que sería interesante que el ente recaudador pueda dar una nueva amnistía tributaria para que los peruanos que tienen cuentas fuera del país puedan declarar sus tributos, tal como se hizo en 2017, pero no lo ve factible.

“Ahora que el secreto bancario va a desaparecer y tenemos todos el intercambio de información, sería atractivo que se haga eso, pero políticamente no creo que sea el mejor momento por la inestabilidad en el Perú”, declaró Tuesta.

Otro punto que destacó es que la Sunat debe brindar seguridad al contribuyente. “Por ejemplo, si uno da el dinero, la información, luego no tienen que ponerle un impuesto confiscatorio o quitarle sus ahorros. ¿Perú da esa seguridad a alguien? Ese pilar es importante”, indicó.

Fuente: Diario El Comercio (05/01/2021)