El no pago de las cuotas de aplazamiento, fraccionamiento o refinanciamiento de la deuda fiscal, vencidos entre el 31 de marzo y el 30 de junio próximo, no generará la pérdida de estos beneficios que hubieran sido concedidos hasta el pasado 15 de marzo y respecto de los cuales la Sunat no hubiera notificado su pérdida.

Esto en aplicación de la R.S. Nº 096-2020/SUNAT, que busca facilitar la no pérdida de dichos beneficios en el contexto actual de la economía, dijo el tributarista Percy Bardales al comentar la norma.

Lineamientos

No obstante, sostuvo que esta disposición que modifica la R.S. Nº 058-2020/SUNAT, respecto a las causales de pérdida de los aplazamientos y/o fraccionamientos o refinanciamiento, exige como requisito indispensable que aquellas cuotas, incluidos los intereses moratorios correspondientes, sean pagadas hasta el 31 de julio del presente año.

Además, se precisa que esta ventaja para el contribuyente no regirá para los aplazamientos y/o fraccionamientos y/o refinanciamientos a los que se les aplican las causales de pérdida señaladas en el artículo 13 de la R.S Nº 051-2019/SUNAT que fija facilidades para los deudores tributarios de las zonas declaradas en estado de emergencia por desastres naturales, detalló el especialista.

Tampoco regirá para los aplazamientos y/o fraccionamientos y/o refinanciamientos a los que se les aplican las causales de pérdida señaladas en el artículo 11 de la R.S. Nº 100-2017/SUNAT.

Esta última disposición regula facilidades para los deudores tributarios de las zonas declaradas en estado de emergencia por desastres naturales en el 2017, agregó el experto que labora como socio de EY en el Perú.

Solicitudes

Al momento de presentar la solicitud para acceder a estos beneficios, el contribuyente deberá haber entregado todas las declaraciones juradas por las deudas a fraccionar. Sin embargo, si la deuda por fraccionar está contenida en una resolución de determinación, dado que fue la Sunat que determinó la obligación, no será necesario que se presente ninguna declaración. Si se trata de deudas correspondientes al Nuevo Régimen Único Simplificado y el contribuyente no está obligado a presentar declaración jurada anual, para efecto del acogimiento al aplazamiento y/o fraccionamiento se entienden presentadas las declaraciones con la presentación de la solicitud respectiva.

E-COMMERCE

La Sunat verifica además las operaciones de comercio electrónico por más de 700 millones de soles realizadas durante el estado de emergencia.

Esto último para comprobar el respectivo pago de impuestos y requerir la regularización en los casos que se hayan omitido mediante acciones de inducción y control.

Diario El Peruano (02/06/2020)