El estado de emergencia a causa del covid-19 obliga a las empresas a gestionar los recursos humanos de manera flexible, garantizar la seguridad y salud en el trabajo (SST), y democratizar las decisiones, revela un informe del Estudio Vinatea & Toyama. 

Así, esta nueva gestión de los recursos humanos ante la pandemia implica promover un liderazgo cercano y empático durante la crisis y poscrisis, e implementar cambios de hábitos y formas de trabajo.

Además, en un contexto de crisis por el covid-19, la seguridad y salud deben ser los valores primordiales, tanto en la dimensión legal como en la ética, por lo que se deben implementar medidas ergonómicas de SST para aquellos que están en trabajo remoto y otras de SST ante el coronavirus, entre las más importantes, detalla el documento electrónico.

Por tanto, las empresas deben permitir el acceso de trabajadores a los centros de trabajo solo cuando sean indispensables.

Esta nueva gestión implica, a su vez, replantear los procedimientos para el reclutamiento, inducción, pago de nóminas, bienestar, desarrollo y capacitación, y negociaciones sindicales sobre la base de una democratización de decisiones sustentada en el acuerdo como regla y en la importancia de la presencia, precisa el informe.

Trabajo remoto

Otro reto importante para las organizaciones de recursos humanos en estos tiempos de pandemia será anteponer los temas de seguridad y salud en el trabajo, con énfasis en el personal que desarrolla trabajo remoto.

En este sentido, deberá implementar medidas al respecto para aquellos que estén bajo la modalidad de trabajo a distancia o remoto, en especial con criterios de ergonomía y covid-19, entre los más importantes, refiere el citado informe legal.

Fuente: Diario Oficial El Peruano (09/05/2020)